Movimiento Inactivo I

El movimiento alienante nos devuelve a la realidad chata.

El puro pensamiento sin acción nos lleva a la oscuridad y el ruido.

El arte se encuentra en el equilibrio de estos extremos, en nuestras acciones puras y conscientes.